Un día mágico… y realmente lo fue (o fueron), dos días de trabajo mágicos en la Real Fábrica de Tapices de Madrid.

Trabajar, y así, es un placer.

La Real Fábrica de Tapices se llenó de tules, puntillas, flocados, brocados, princesas, piratas y muchos marineros.

¡Si los tapices hablaran!, sorprendidos estaban de cómo ha cambiado el cuento.

Y yo me sigo sorprendiendo y enamorando de las colecciones de ceremonia y comunión de Rubio Kids y Hortensia Maeso.

Rubio Kids madura su trayectoria y nos hará soñar con la luz del Mediterráneo, su colección se basa en el pintor valenciano Joaquín Sorolla. Diseños muy acertados en cuanto a la imagen y al precio.

Hortensia Maeso estrena su nueva primavera y como tal está llena de flores, sueños y energía.

Ahora todo el mundo a trabajar…

¡Que un año se pasa ya!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.