Vestidos y levitas para novias. Inspiración 2019.

Hay más opciones que el tradicional velo para complementar un vestido de novia. ¿Sabéis el por qué del velo?

Vestidos y levitas para novias, son tendencia.

Y si no lo fueran, nos daría igual. Lo sutil no es tendencia, simplemente, es.

San Miguel - Vestidos de novia
San Miguel

Históricamente se atribuye  a las religiones paganas de la Antigua Grecia y Roma, como las primeras en usar el velo de novia. Estos velos eran de telas rojas o amarillas y servían para proteger a la novia de espíritus malignos, que quisieran quitarle a la novia su pureza.

La tradición Judía introdujo el famoso velo blanco. Tradicionalmente estos velos de encajes cubrían el rostro y cuerpo de la novia, ya que la santidad requería privacidad.

Historias y tradiciones interesantes que al igual que la sociedad van evolucionando. Menos mal.

Que la novia, se cubra hoy, es un símbolo de elegancia y respeto.

Un doble juego, para crear dos estilos diferentes dentro de una boda.

Durante la ceremonia, tanto si es civil como si es religiosa, donde la novia se “cubre”, y el posterior momento festivo del enlace, durante el cual la novia relaja tanto su imagen como su actitud, es una invitada especial que quiere pasárselo mejor que bien.

Los velos tradicionales de ayer, se traducen hoy  de varias maneras.

Las capas, en todas sus versiones.

Vicky Martín Berrocal en versiones de largas caídas de gasa,  que se superponen a vestidos sencillos y a la vez sofisticados, creando un aura elegante.

Vestidos  y levitas para novias. Inspiración 2019.
San Miguel – Vestidos y levitas

Estels d’ Argent evoca con sus capas el romanticismo de la novia prometida. Una novia entre recatada y juguetona.

Vestidos  y levitas para novias. Inspiración 2019.
San Miguel

Y  las levitas, de las cuales somos muy, muy fans.


San Miguel – Vestidos y levitas

¿Por qué?

  • Porque cubren y complementan a las novias con un marcado carácter cosmopolita y actual.
  • Porque son ligeras como un velo pero con más personalidad.
  • Porque son tan elegantes y exquisitas que las queremos tener aunque no seamos la novia.
  • Porque es una excusa maravillosa: por si hace frío, por si hace calor, por si llueve o sale el sol.

No te resistas, prueba a ponerte una levita sobre tu vestido, puedes sorprenderte.

Ven a ver las capas de Estels d’ Argent o la levita de Woman Nation.

Cúbrete con elegancia y reinventa las tradiciones.

Y sobre todo disfruta, con velo o sin velo, los espíritus malignos no existen.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *