Para recibir a nuestro «enfant terrible», teníamos preparado un escaparate teatral.

enfant terrible

La colección juega con sus atemporales blancos y negros y la combinación del rosa palo.

El pliegue japonés inunda los vestidos dándoles movimiento y vaporosidad.

enfant terrible

Mi imagen preferida. Si le sumamos unas gafas de sol negras, un flequillo nos recuerda:

enfant terrible

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.