Ya se van…

Ya se van…

Y llegó mayo y con él la culminación de una gran campaña de comuniones.

Perdón por nuestra pobre comunicación de estos veinte días, han sido realmente unos días muy activos. Detalles, detalles y más detalles de última hora, arreglos y entregas.

Es una campaña muy especial, diferente a todas.

Hacemos amigos.

Desde el mes de enero son muchas pruebas a los niños que se prestan a probarse una y otra vez. Hay que valorar lo bien que se portan y eso que sentirse observados a la mayoría les corta un montón.

Vivimos momentos divertidos con ellos y en los probadores nos cuentan hasta secretillos…

Aunque nuestros percheros se quedan vacíos de trajes, tules y gasas, nos quedamos con lo mejor de todo:

Haberos conocido y formar parte de vuestros amigos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.